8 curiosidades de Valencia que desconocías

Valencia es uno de los destinos favoritos de los viajeros de todo el mundo. Los colores vivos de sus costas, la rica y variada herencia cultural, la naturaleza y la historia se entrelazan. Hoy repasamos 10 datos curiosos sobre Valencia y te animamos con ellos a visitar una de las ciudades más bellas e importantes de España.

 

1 – Valencia cuenta con el mayor acuario de toda Europa. Si, estás en lo cierto, se trata del Oceanográfico; el acuario mejor valorado del mundo.  Construido en el año 2003 de la mano de dos de los arquitectos Félix Candela y José María Tomás Llavador; este complejo ubicado en la Ciudad de las Artes y las Ciencias es la mejor manera de adentrarte en el mundo marino. En él, viven todo tipo de especies marinas: peces, pingüinos, morsas, delfines, cangrejos arañas e incluso belugas, una especie de cetáceo única en el mundo.

Entrada principal del Ocenaográfico, el acuario más grande de Europa

2 – Es la tercera ciudad más grande de España. La capital de la provincia, Valencia, es un centro económico líder en España que produce, en su mayor parte, textiles, metales, productos químicos, juguetes, automóviles y, sobre todo, azulejos.

La cerámica es uno de los pilares de la economía valenciana. Según afirman los expertos de Venta de azulejos online, la ciudad jamás habría salido adelante económicamente si no fuera por el mundo de los azulejos y mosaicos.

 

3 – Mencionada por primera vez en el siglo II a.C. como colonia romana, el nombre de Valencia proviene de «Valentia», que significa valor.

De hecho, gran parte de las ciudades europeas fundadas por los romanos tenían un significado similar para potenciar estos lugares; tales como como “fuerza”, “vigor”, “valentía” o “robustez“. A esta zona del levante le tocó el nombre de Valentía y hoy sigue siendo la referencia en la capital del Turia.

Valentía es el origen del término de la ciudad

4 – La Edad de Oro de Valencia se produjo en el siglo XV, cuando la ciudad era la más poblada y rica del Reino de Aragón.

Los hechos que remarcan esta época fuero: la introducción de la primera imprenta de España, una política exterior expansiva y el florecimiento cultural. Además, Valencia era el centro de atención de toda España por su auge económico del siglo XIV y comienzos del siglo XV.

 

 

5 – El tiempo en Valencia puede ser más caluroso de lo que parece. La temperatura máxima récord registrada en la ciudad es de 42 grados centígrados. El clima llega a ser tan cálido que no es nada raro ver en la playa la sombrilla fuera en pleno mes de enero o febrero.

Las zonas de playa como el Saler están llenas de vida durante toda la época del año. Hostal Andrés ofrece actividades de playa, gastronomía y hospedaje durante todo el año debido al fabuloso tiempo que hay en esta zona.

 

6 – Aunque no es más que una afirmación por parte de los medios, hay una fuerte creencia de que la Catedral de Valencia es la anfitriona de la misma copa en la que Jesucristo bebió en la Última Cena.

Más conocido como el Santo Grial, nadie sabrá nunca quién tiene el verdadero recipiente. Aun así, este atrae a miles de personas a Valencia cada año. De todos modos, este monumento religioso es una parte clave de la historia de Valencia, por lo que debería ser visto por cualquier persona que visite o viva en la ciudad por su historia, arquitectura y la leyenda del Santo Grial.

Imagen del Santo Grial expuesto en la Catedral de Valencia

7- El murciélago es parte del emblema de la ciudad. Curiosamente el murciélago es honrado en la cultura valenciana. Según la leyenda, un murciélago despertó a Jaime I y a sus soldados durante una noche mientras dormía, y como resultado sus hombres también se despertaron. Fue justo en ese momento cuando, inesperadamente, los musulmanes atacaron la ciudad. Aquel despertar salvó la ciudad del ataque y así, este pequeño animal volador se convirtió en el defensor de Valencia.

Estatua de El Cid Campeador decorado con relieves y el Murciélago propio de la ciudad

8 – ¿Cuántas fallas hay en Valencia? Las fallas están dividas en dos tipos: las fallas infantiles y las mayores. En las pasadas fallas de marzo de 2019 se llegaron a plantar hasta 712 fallas, la mitad de ellas infantiles y la otra mitad adultas.

Otro dato que seguramente desconocen la mayoría de los valencianos (Y no valencianos) es el material con el que están hechas las fallas. El material de fabricación ha ido evolucionando a lo largo de los años. A comienzos del siglo XVII, la mayoría de las fallas estaban fabricadas a base de una mezcla de madera y arcilla. Actualmente, además de emplear materiales como papel cartón y madera, la mayoría de las fallas están hechas de corcho blanco. Es un material moldeable, con brillo y que aporta volumen.

Valencia es, sin duda, una caja de sorpresa. Ahora que ya sabes todos los secretos de la capital del Turia es hora de visitarla y conocer de lleno la ciudad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *